Foro de rol YAOI, basado en el Manga de Tarako Kotobuki, Sex Pistols. Si no disfrutas del Yaoi, este lugar no es para ti. Bienvenido a SP, disfruta de la convivencia sana(¿?) con otros usuarios. Respeta las reglas y a los usuarios.
Conectarse

Recuperar mi contraseña




Administrador
MPPerfil

Administrador
MPPerfil

Moderador
MPPerfil

Moderador
MPPerfil

Moderador
MPPerfil




Últimos temas
» * ( Afiliacion Normal ) * UnderworldWar -
Sáb Abr 16, 2016 7:30 am por Invitado

» De vuelta a la acción. || Búsqueda
Mar Abr 12, 2016 1:10 pm por Blaz Thalberg

» Tokyo Heart - Foro Amo x Pets - Afiliación normal-
Dom Mar 13, 2016 3:52 pm por Invitado

» Jormungand Boarding School [Afiliación-élite]
Mar Mar 01, 2016 1:10 pm por Afiliación

» Plis - Wanted
Sáb Dic 26, 2015 12:05 am por Garry

» Reign Of Fire. Normal. Cambio de botón
Dom Dic 20, 2015 12:46 pm por Invitado

» Hola a todos... no sé porque un título pide tantas letras...
Miér Dic 09, 2015 7:57 am por Kyrian Lestrenge

» Reglas Del Foro
Dom Nov 29, 2015 10:46 am por Victor Slaughter

» Sunflower [Cambio de botón] -- Af. élite
Miér Oct 14, 2015 3:42 pm por Invitado

Lugares Disponibles
Sword Art Online (SAO)Noragami Roler
Limpieza: 19/09/2015

Este Skin ha sido diseñado en su totalidad por Annabeth, la cual lo ha cedido sin pedir nada a cambio. No copies. Gracias por su tutorial de ayuda.
El contenido es obra de la administración de Sex Pistol. Idea original es de #Scar. Diseño gráfico realizado por #Scar.
-•-
La mayoria de los codigos y tablillas usadas han sido diseñado por ANTON STRAUSS para Sex Pistol y editadas con ayuda de SHOU DE NARUSE al igual que los graficos, las imagenes fueron tomadas de Zerochan y Deviantart. Por lo tanto esta prohibido copiar o distribuir los códigos o imágenes .

EACORIGINALIDAD AL PODER.

Tus dos Tú - Fanfic

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tus dos Tú - Fanfic

Mensaje por Garry el Miér Dic 18, 2013 9:06 pm

Bien, en esta ocasión traigo un Fanfic hecho por mí~ ... hace como 2 años, un poco más... fue el primer Fanfic que hize y he hecho hasta el momento... hasta donde recuerde xD ~ bueno... tal vez tenga errores de gramatica y demás, pero me dio flojera arreglarlos, luego lo hare y editare xD ~ sin más...

Titulo: Tus dos Tú
Autor: Yo (????)
Original


Tus dos tú

“Cuando llegue lo primero que vi fue a ti y me quede sin palabras”
El chico estaba sentado y mirando atrás del auto lo que quedaba de su hogar, pensando en todo lo que dejaría atrás, entre una de ellas su madre pero no se podía hacer nada, eso era lo que más odiaba de las parejas… siempre perderían el interés por culpa de la rutina.
Natsui no era un chico normal, siempre se quedaba observar las cosas detenidamente y más las que le parecían hermosas. Un joven de cabello negro al igual que sus profundos ojos, japonés nato. Apenas cursaba el onceavo grado y debería entrar en la mitad del curso.
Después de unos días de instalarse un viejo amigo lo paso a buscar, tenía casi su misma estatura solo que era algo castaño. –Natsui ya ha pasado tiempo, ¿no lo crees? –Dijo entre una risa mientras avanzaba ambos con sus carteras.
-Si algo Nanami, pero dime que debo saber –Pidió correspondiéndole la risa, mientras entraban entre calle y calle, ambos con sus uniformes clásicos y comunes para ese verano, pantalón azul marino y camisa blanca.
-Déjame ver…. Mmm… la mayoría de las chicas son difíciles y la mayoría de los chicos son muy molestos jajaja… -Empezó a molestarlo, y él otro simplemente arrugaba su nariz. –pero dentro de todas las chicas, hay una en especial que no debes acercarte, es la más hermosa de todas y va en nuestro salón –Susurro todo aquello como si fuera un gran secreto y a algunas calles antes de llegar se escucho la campana.
- ¿Por qué? –Le pregunto muy curioso pero no le dio tiempo de contestar y fue tomado por la muñeca para empezar a correr. -¡QUE! –
-Disculpa… pero se hace tarde… tu solo corre –Venia hablando algo agitado, el pelinegro solo se quedo callado mientras lo seguía y soltaba una risa fresca, nunca hubiera imaginado que llegaría tarde en su primer día de clases.
Ambos llegaron justo a tiempo y las rejas del colegio se estaban cerrando, en ese momento Nanami soltó la mano de Natsui y entraron con tranquilidad. –Bueno y ahora me contaras lo de la chica –Exigió mientras subían las escaleras e iban a sus respectivos lugares para buscar las zapatillas.
-No, nunca sabes quienes te escuchan –volvió a susurra y el pelinegro solo le miro con indiferencia. Nanami termino de cambiar el calzado y salió corriendo. –Ya es tarde así que no te tomes el tiempo –Le grito mientras continuaba y Natsui le maldijo suavemente, no tenía prisa y no le importaba llegar tarde a ese lugar además era su primer día.
Cuando termino se dirigió a su salón subiendo las escaleras pero en ese momento alguien choco con él, no fue un gran impacto “ella” le miro y susurro muy bajo, tanto que él no la escucho. –¡Espera!, ¿qué dijiste? –Trataba de hablarle pero ella solo lo ignoraba mientras avanzaba.
Natsui tenía un leve sonrojo pues era la primera vez que encontraba a una chica tan hermosa, para colmo se le hizo molesto que no se disculpara. Continuo corriendo para llegar a ella pero cada momento se veía tan lejos y cuando ella paro y abrió la puerta de un salón tuvo el error de sujetarle la muñeca y resbalar cayendo encima de ella. -¡aaahhh!... – No espero demasiado para después sentir un gran golpe en su mejilla mientras ella se levantaba y mantenía un enorme sonrojo, sus compañeras la ayudaron y Nanami se acerco al pelinegro. –Eres un idiota –Exclamo en susurro mientras el profesor en la hora solo hacia ademanes aparte de regañarlos.
Él mantenía una mirada a la chica gracias a que se sentaba atrás, parecía que se había perdido en su propio mundo, en ese instante el profesor decidió pasar lista y a Natsui le parecía el mejor momento para conocer a su “amor a primera vista”… Aru H. … fue lo que escucho y en sus pensamientos de un joven que entraba a la gran puerta de la adolescencia le llenaban por completo, la miraba y alrededor de ella estaban flores que pintaban su imaginación. Todo aquello para cuando escucho el nombre de alguien que no respondió, Toshiyuki Kodaka, ladeo la cabeza para encontrarse un lugar vacio, tal vez él se sentaría alado de él y platicarían pero eso parecía imposible.
Al terminar las clases Natsui quiso hablar con Aru pero le fue imposible ya que en segundos ella se lleno de chicas y chicos, cuando Nanami se acerco a su oído. –Es ella, la imposible Hiroyuki Aru, la chica más popular y la que no debes acercarte es una de las hijas del Rector –Susurro jalando al chico de ella.
-Una … -arqueo la ceja sin entender pero también tenía otra pregunta que lo hacía pensar demasiado. – ¿Quien es eso Toshiyuki? –
-Si el Rector tiene un hijo mayor y una hija mayor, después de ellos sigue Aru, algunos dicen que tiene un hijo más pequeño pero solo son rumores –soltó una leve risa mientras regresaban a los estantes para retirarse. –Sobre Toshiyuki… nunca asiste a clases, siempre se la pasa en la enfermería – Respondió para caminar a la salida llamando al otro.
-Qué extraño colegio –Se dijo para si mismo y seguirlo.

Pasaron algunas semanas y los jóvenes simplemente pasaban los momentos, el pelinegro parecía que cada día no despegaba la mirada de Aru, trataba de cada momento pasar con ella, hasta en esos pocos segundos; en el comedor, salón, gimnasia etc… hasta trataba de ir a baño al mismo tiempo que ella. En uno momentos ella no aguanto más y trato de dirigirse a la enfermería doblado en muchas esquinas hasta que prefirió ir a la biblioteca para asegurarse si era que él la seguía.
Al momento de darse cuenta ella dio media vuelta y un paso adelante mientras Natsui para no chocar cayó al suelo. -¿Qué quieres? –Pregunto alzando la voz y cruzada de brazos.
-Ir a la biblioteca, ¿Qué más? –Trato de encubrirse mientras se levantando sobándose donde había recibido el golpe.
-¿Crees que soy boba?, he notado que me sigues desde la semana pasada, ¡Déjame en paz! –Le pidió dándole la espalda y seguir su camino.
Natsui no era el que se daba por vencido tan fácilmente, cerro sus ojos al igual que los puños bajando la mirada, tomo aire. –¡Me gustas! –No abrió los ojos y ella se detuvo, volvió a dar la vuelta y se cruzo de brazos.
-Me alagas pero no quiero salir con nadie –Respondió con tanto ego que era tan normal en ella.
-Eso quiere decir que no estás saliendo con nadie –En los ojos del pelinegro se noto una felicidad y ella no comprendía así que era mejor irse y dar la vuelta para tomar su camino, en sus mejillas se tinto de un rojo liviano no sabía porque algo como eso ponía a un hombre como él así. –¡Me gustas! –Le grito y ella apretó los puños y salió con un paso más rápido, aquel sonrojo había aumentado un poco y se sentía una estúpida.
Después de ese día Natsui decidió que volvería a esperar a Aru y esperaba que esta vez no se escapara como había ocurrido las veces pasadas. Se escondió detrás de los “casilleros” esperando a que saliera pero después de pasar una hora empezó a creer que se volvió a escapar pero de no muy lejos se escucharon unos pasos y se alegro..
Saco su cabeza esperando que sea ella pero para su sorpresa era un chico que nunca había visto en el colegio, ya después de unos momentos prefirió salir de su escondite y saludarlo como debía. –¡Hey!... ¿Quién eres? –El castaño se asusto y por su cuerpo paso un gran escalofrió, prefirió no voltear y seguir su camino, estaba completamente rojo parecía que él mismo conocía esa voz. Estaba nervioso y eso era algo que se notaba, Natsui no estaba feliz porque lo hayan ignorado así que lo siguió. –Espera! … Te estoy hablando –Le reclamaba hasta que empezó casi a correr para alcanzarlo y sujetarlo de la muñeca, Natsui sintió un tipo de “Deja vu”, sentía que aquella piel la había sentido antes pero no le dejaron pensar cuando el castaño le dio un manotazo para que lo soltara.
Su sonrojo no desaparecía y era algo raro que lo hiciera. -¡¿Qué quieres?! –Alzo la voz mientras daba unos pasos hacia atrás cubriéndose el rostro.
-No me has dicho quien eres –Sentía que era un tipo sospechoso pues no sabía por que era tan necesario que se cubriera la cara, ¿tal vez no era lindo?... Eso pensó pero no lo creía.
Bajo la mirada pero sin dejar de cubrirse el rostro susurro algo que no se escuchaba, su corazón de alguna manera no dejaba de latir y esperaba que ahora se vaya.
-Disculpa no escuche y creo que menos si bajas el rostro y te tapas la boca –Sin ningún cuidado tomo la mano del chico para bajarla, volvió a sentir ese tacto como si lo conociera, la mano temblaba pero seguía las indicaciones del pelinegro.
-Soy To... to-shiyuki… -Cerro sus ojos con fuerzas esperando a que él no se diera cuenta de algo y también se sentía confundido por que fuera tan nervioso solo por un tío que no conocía.
-Kodaka… eres Kodaka, ¿verdad? –Pregunto ya más estúpido pero era así él, extendió la mano dándole una sonrisa de ante mano. Parecía que haber conocido a su compañero de alado lo hacía ver tan feliz.
-Si –Con una monosílaba sujeto la mano del contrario y apretó con inseguridad.
-No entiendo, ¿por qué no pues ir a clases? –Ladeo la cabeza sin soltar la mano. –Es que estas enfermo o eres un insociable –Empezó a soltar levemente la mano y el castaño hizo lo mismo con inseguridad.
-No es eso, es personal –Susurro sujetándose la mano donde lo había tomado y desviando la mirada.
-¡Ah! Entiendo… -paso sus brazos atrás de su cuello mientras veía que buscaba algo- ahora que lo recuerdo, Toshi-kun, ¿has visto a Aru… Aru Hiroyuki? –Sonrió pero el contrario se sonrojo y le dio un escalofrió por todo su cuerpo.
-No la he vizto siempre desaparece –Parecía que era un gran castigo para él que le preguntara aquello, odiaba tratar con él.
-Ahh… soka~ bueno que tal si platicamos cada día como ahora –Con su diestra le dio una palmada en su espalda y riendo frescamente.
Asentó con la cabeza esperando a que se retirara, Natsui le respondió y se despidió corriendo para no perder el tiempo. Cuando estaba fuera de su vista el castaño no resistió y cayó al suelo con sus rodillas. Su rostro mantuvo ese sonrojo y la zurda empezó a arañar el suelo.
Estaba enojado y eso se notaba lo peor es que había aceptado a platicar cada día con él, lo más seguro es que no había notado de que él tenía doble trabajo por ocultar su identidad.
Los días pasaban rápido y ellos siempre se veían al terminar las clases, Natsui siempre le contaba cómo se estaba “enamorando” de Aru y él trataba de ignorar todo lo posible ese tema. Lo que siempre le molestaba era que la o lo molestaba con que si le gustaba una chica, siempre decía que no y Natsui le picoteaba las costillas del cual era un punto vulnerable y caía a reírse.
Un día de tantos ellos decidieron ir a la casa de Natsui para comer algunos bocadillos, al parecer se estaban volviendo muy buenos amigos y Toshiyuki ya no le estaba molestando tratar con él como Aru. Le había conocido el lado bueno y siempre reían, lo curioso es que nadie lo notaba.
Al entrar a la habitación de Natsui estaba un poco desordenado y a unos lados había un montón de libros. –Disculpa el desorden pero no tengo el habito de acomodar las… -Antes de que terminara de hablar Toshiyuki empezaba a ordenar las cosas con una rapidez y en sus ojos se notaba el enojo por el desorden que tenían todos. –Toshi-kun no necesitas hacerlo –Le dijo rascándose la cabeza y riendo algo nervioso.
-No puedo estar en un lugar como este… y así quieres que salga contigo –No se dio cuenta de las palabras que decía y Natsui se sorprendió.
-¿Salir contigo? -Pregunto acercándose a él.
Recogía los libros y algunas ropas que tenía por un lado, cuando le escucho se sonrojo y lanzaba las cosas por todos lados. –Quise decir… aah… cuando salgas con Aru – El pelinegro no entendió muy bien y se acerco pero cuando camino se tropezó con uno de los tantos libros que tenía y lo único que pudo agarrar fue la mano de Toshiyuki provocando que él cayera encima del otro recostándose en e pecho de Natsui.
-Perdona, ¿estás bien? –Pregunto levantándose y colocando los codos en el suelo.
Él se levanto desde el pecho mirándolo, su cabello estaba un poco desordenado y se notaba un poco su sonrojo, tenía un rostro tan adorable y Natsui de alguna manera se puso nervioso sin entenderlo. –Si no pasó nada –Le respondió sonriendo, el contrario sintió el calor del cuerpo contrario y su corazón empezó a latir, se sentía un idiota o algo raro por sentir aquello con un hombre. Trato de levantarse lo más rápido que pudo dejando al contrario a un lado e ir al baño de su habitación y mojarse la cara para que su mente se despejara. -¿Sucede algo? –Al volver escuchar su voz este se mojo la ropa y grito cerrando la puerta.
Toshiyuki se sintió mal de alguna manera y se sentó en la cama esperando la respuesta del contrario. –vete… ¡VETE!...necesito estar solo… por favor.. –Su corazón se aceleraba sin más esperando que fuera algo que pararía pero recordando su rostro toco la puerta y empezó a azotar la cabeza en ella.
-Pero no te oyes bien –Se levanto de la cama asustado por los golpes, sentía que hizo algo mal y no es por más pero si lo había hecho.
-Mañana… te veo mañana, por favor vete… -Paro los golpes mirando al suelo, estaba demasiado nervioso para volver a ver su rostro así de linda.
-Claro… - tenía ganas de llorar sin saber porque, tomo su cartera y salió corriendo sin pensarlo tanto. Se escucharon los sonidos de las escaleras sentía como su corazón se destrozaba. Tenía que decirle que él era Aru de lo contrario no aguantaría estar más con él, corría en las calles mientras sus ojos estaban lagrimeando… lo sabía, se había enamorado de Natsui.
Al fijarse que ya no estaba decidió salir y respirar tan hondamente. -¡¿Qué rayos me paso?! –Se reclamo y se tiro a la cama, empezó a golpearla con todo lo que tenía, estaba enojado por haberse puesto de ese modo… si algunas veces le sucedía era con chicas y más con Aru, ahora debía pensar en la manera de explicárselo a Toshiyuki.
Tras una semana Toshiyuki no apareció y Aru trataba de no cruzar camino con Natsui, se sentía por ambos evadido, ¿algo malo había hecho?.. Necesitaba respuestas y de quien más lo necesitaba era de Toshiyuki.
A final de la siguiente semana ya no aguanto y después de clases espero 20 minutos, al ver el reloj de nuevo salió corriendo hacía la enfermería donde abrió la puerta sin cuidado esperando que estuviera el castaño. Había escuchado que siempre estaba ahí porque se sentía enfermo y demás rumores. – ¡Toshi-kun! –Llamo y empezar a ver todas las camas, al ver algo que simplemente le dejo sin palabras, era una peluca castaña, del mismo color que el cabello de Aru. -¿Qué es esto? –La tomo sintiendo alguna sensación como si le estuviera tocando el cabello a ella.
-¿Quién es? –Pregunto alguien que se oía en el baño de la enfermería, Natsui se acerco y vio en el suelo una falda, o era que Toshiyuki le había traicionado con ella, que era lo que deseaba, o que él era ella. No era un idiota y sabía sospechar muy bien. Camino y abrió la puerta en silencio, al parecer él no había notado si en verdad alguien entro. –Me ando quedando sordo –Aseguro el castaño mientras se quitaba la blusa escolar de chicas, Natsui se asomo lo suficiente y salió sigilosamente.
No se podía creer lo que veía, estaba loco, cuando estuvo a una gran distancia salió corriendo dirigiéndose a la azotea, no estaba asqueado, sentía algo que nunca había sentido antes, su corazón volvía a latir –No puede ser… -Suplicaba entrando y tirándose en el suelo de la azotea mirando las nubes. –Debe haber una razón lógica, él no debe ser ella –eso era lo que deseaba pero parecía que todo estaba en su contra, ella le gustaba y él… bueno no era como si le gustara pero no entendía lo que sucedió, analizaba todo y si lo podía lógicamente eran las personas más especiales para él.
Nunca tuvo un amigo como él, siempre tan modesto, atento, amable y enojón. Esas características eran las mejores para que se enamorara de esa persona… Levanto y se golpeo la cabeza en el suelo, pensar esas cosas no estaba en sus puntos de vida. Pasaron algunos minutos y seguramente por el golpe en su cabeza se puso a dormir, no lo tomo muy peligroso ya que nadie iba a venir a esas horas o eso pensaba.
Tras pasar media hora Toshiyuki subió en la azotea ignorando que Natsui estaba ahí, no sabía si él lo estaba esperando pero ese era un lugar seguro para que no le vea y no hable con él. Cuando abrió la puerta se espanto y se llevo la mano a la boca para no gritar, estaba él ahí y temía de que lo viera.
-Perdóname –Le dijo acercándose cuando noto que estaba descanzando, no decirle lo que sentía y menos que él era la chica que le gustaba, era tan duro pensar de esa manera.
Natsui se movió ligeramente y suspirando en sus sueños, Toshiyuki no aguanto demasiado y se acerco a él acariciándole sus cabellos. –Si yo fuera chica… tal vez también te hubiera ignorado –Sonrió y se acerco para darle un beso en su frente pero cuando se iba a alejar su mano estaba siendo sujetada de la parte de la muñeca.
-Así que si era cierto –Él se sorprendió y trato de que le soltara.
-¡No es cierto! - Trataba de negar todo aquello y menos entendía como él se había enterado.
No le soltó la mano e hizo que lo viera. –Te vi con la ropa y lo demás, no lo niegues… me engañaste –Le tiraba todo en su cara, no sabía si sentirse aliviado o demasiado mal porque fuera tomado como un idiota.
-Yo… tú… -Bajo la mirada, sentía que estaba apresado sin entender como las cosas habían terminado así, si tan solo le hubiera negado todo y alejado de él. –Va a sonar estúpido, pero me gustas –Con su otra mano desocupada azoto la del pelinegro y se alejo.
Bajo la mirada y se puso a reír, había meditado lo suficiente para poder contestarle. –Me gusta Aru –Parecía que lo había atacado él otro quería soltar en llanto, apretó las manos y dio media vuelta para irse. –Pero sabes, ella me dijo que no quiere nada conmigo… es una lastima, ¿no crees? –
-¡CALLATE ¡ -No le quiso mirar pues eran sus palabras y le dolía aun más.
-Mmm… pero me di cuenta de que me gusta alguien muy parecido a ella… Toshi-kun, me gustas, ¡sal conmigo! –Lo curioso es que no lo pidió si no que sonó más que una orden, el castaño soltó a llorar y se dio la media vuelta a dirección del contrario y se le salto enzima.
-¡IDIOTA! –Sus lágrimas no paraban y por un buen rato no dejo de llorar, a Natsui no le molesto para nada.
Después de unas horas de llanto (literalmente), se sentaron en la a un extremo de la azotea con él cielo ya estrellado. –Ahora dime, ¿por qué rayos vestías de chica? –Le exigió con el ceño fruncido como si eso le hubiera molestado.
Toshiyuki soltó una leve risa y respiro ondamente –Mi nombre en si es Toshiyuki Hiroyuki, soy hijo del famoso rector y si me visto así es porque la primera semana que entre a la escuela –ahora daba un gran suspiro. – nadie hablaba conmigo y era un inseguro… luego sufrí un accidente con mi ropa y cuando fui a la enfermería la única ropa de repuesto era de chica y al parecer a la enfermera…. –sonrojando y avergonzado- es hombre y pues tenía una peluca y lo demás te lo imaginaras... –decaído.
Cuando termino de escuchar todo se soltó a reír sin poder evitarlo hasta que Toshiyuki le soltó un derechazo en el estomago. –Ags… perdona… es que es lindo, de alguna manera es lindo y no sé cómo puede serlo. ¿Y por qué seguir? –eso era un buen punto.
-Cierto eso me pregunte pero sentía que era más confiado y todos me adoraban –llevo su diestra en puño su frente haciendo una pose cool pero fue cortada cuando sintió que lo zapeo.
-Toshi-kun, no importa mientras estés conmigo –Le abrazo de la cintura y coloco su cabeza en su hombro.
Pasaron el día en la escuela, claro que al día siguiente fueron reportados pero ya no importaba, estaban juntos y era lo que les importaba. Natsui mantuvo el secreto sobre su novio travesti. Después de todas las clases se veían en la azotea y lo demás sería otra historia.
avatar
Garry


Mensajes : 53
Localización : Ya sabía que me buscabas~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.